El 18 de febrero de 2002, el cineasta canario Juan Carlos Fresnadillo asistió en Madrid a una sesión de psicomagia de Alejandro Jodorowsky, celebrada en La Casa de América de Madrid. Profundamente impresionado con la performance, le propuso al autor rodar una consulta improvisada, ambos subidos a un taxi y recoriendo las calles de París. El cortometraje resultante, “PsicoTaxi”, habla sobre el miedo a volar y fue realizado especialmente para el Notodofilmfest 2002.