Literatura


Por Juan Forn

Aparecido en Página/12 el 22 de mayo de 2009

En 1789 había en París tal cantidad de escritores que un censo de la época registra “672 poetas en estado de indigencia”. Muchos de los escritores que no lograban abrirse paso hacían las valijas y probaban suerte en cualquier otra parte donde se venerara la lengua francesa. Voltaire se había ido a Moscú, Rousseau a Ginebra, pero Londres era la ciudad que congregaba más escritores franceses en el exilio. De hecho, muchos de los que conformaban aquella diáspora no eran escritores antes de salir de su país; alcanzaba con tener un mínimo manejo de la pluma para dedicarse al oficio: podía ser un cura que hubiese dejado los hábitos por una doncella de su parroquia, un oficial del ejército que hubiese desertado por deudas de juego, un administrativo que hubiese huido con la caja chica de su patrón. Todo exiliado francés probaba suerte como escritor en Londres, y no por la gloria sino por el dinero. (más…)

En el artículo de Página/12 que postee en el anterior mensaje, se hacía mención a "Week-End", de Jean-Luc Godard, como una de las producciones cinematográficas importantes inspiradas en obras de Cortázar, esta vez en el cuento "La Autopista del Sur", que aparece en libro "Todos los Fuegos El Fuego", publicado en 1966.
 
Para aquellos que aún no la hayan visto, acá les dejo los enlaces para que puedan descargarla, está en su idioma original y el archivo incluye los subtítulos.
Ojo, advierto que la película está "inspirada" en el cuento de Cortázar, y no es una adaptación "literal" de él al cine, para que no se vayan a llevar sorpresas. De todas formas vale la pena verla, sobre todo si se sitúan en el contexto en que fue hecha, sólo un año antes de que ocurriera Mayo del ’68.
 
Aquí hay algunos datos más sobre ella y una reseña del argumento. Al final encuentran los enlaces para bajarla.
TITULO ORIGINAL: Weekend (Week-end)
AÑO: 1967 / 105 min. / Francia
IDIOMA: Francés
SUBTÍTULOS: Español
DIRECTOR: Jean-Luc Godard
GUIÓN: Jean-Luc Godard
MÚSICA: Antoine Duhamel, Wolgang Amadeus Mozart
FOTOGRAFÍA: Raoul Coutard
REPARTO: Mirellie Darc, Jean Yanne, Jean-Pierre Kalfon, Yves Beneyton, Valerie Lagrange, Jean-Pierre Léaud, Juliet Berto, Anne Wiazemsky
PRODUCTORA: Coproducción Francia-Italia
GENERO: Drama
Más información en: IMDBFILMAFFINITY

RESEÑA:

Jean-Luc Godard (Paris, 1930) encabeza, junto con otros realizadores (Chabrol, Truffaut, Malle, Resnais), el movimiento cultural cinematográfico surgido a principios de los 60 conocido como la "nueva ola francesa" (nouvelle vague), pero él es, por muchas razones, el miembro más interesante de este conjunto de directores.

Más allá de los aspectos formales o técnicos que significó este movimiento (a la nueva ola francesa se le atribuye, con mucha razón, el haber "reinventado" el lenguaje cinematográfico), para Godard significó una nueva forma de expresar sus ideas sobre la cultura y la sociedad occidentales, en particular Francia y Estados Unidos, y Week End (1967) es un claro ejemplo de esto.
 
En Week End el relato "La autopista del sur" (de Julio Cortázar), representa más bien una sugerencia, muy pronto vemos cómo la cinta de Godard toma su propio rumbo. La idea del embotellamiento interminable es una más (aunque la más notoria) de las metáforas empleadas por Godard para mostrarnos su visión de una sociedad alienada, de consumo y deshumanizada, y es para muchos, una película que anticipa los sucesos de Mayo del 68 en París. En esta cinta, la visión del mundo es catastrófica (como los autos volcados por doquier, accidentes y accidentados) y dentro de este desastre vemos (en el recorrido de sus dos protagonistas) lo que para Godard era la verdadera motivación de la gente: la satisfacción material, el individualismo o el consumo, y para exponer lo anterior, el director echa mano de recursos que realmente logran impactar a quien lo contempla, cosa muy común en el cine de Godard.
Las obras de Godard nos presentan un cine interesante y propositivo, con una temática que, como veremos, no pierde su vigencia.
 

sartre Aunque Jean Paul Sartre (1905-1980) fue uno de los filósofos más influyentes de la segunda mitad del siglo XX, y el máximo representante del existencialismo (o al menos el más leído y comentado), resulta curioso que hasta el momento haya tan pocas de sus obras traducidas al español digitalizadas. Particularmente se echa en falta "El Ser y la Nada", uno de sus libros clave, que aún es imposible de conseguirse completo (y en español). Otro que también sería interesante tener es la "Crítica de la razón dialéctica".
 
Aquí les dejo una serie de libros de Jean Paul Sartre para que puedan descargar gratis a su computador:
 
DESCARGAR
  • A puerta cerrada
  • Bosquejo de una teoría de las emociones
  • Cartas al castor
  • El existencialismo es un humanismo
  • La nausea
  • La puta respetuosa
  • La polémica Sartre – Camus
  • La suerte está echada
  • La trascendencia del ego

En este artículo de María Elvira Luna Escudero-Alie, aparecido en Quaderni Ibero-Americani, Nº 89, de junio del 2001, la autora expone una pretendida relación entre el universo creado en sus cuentos por Julio Cortázar y la filosofía existencialista de Jean Paul Sartre. A su juicio, en la primera obra de Cortázar es posible encontrar temas claves del existencialismo como la angustia, la soledad, la libertad, la enajenación y la muerte, que también se encuentran contenidos en el libro de Jean Paul Sartre “El existencialismo es un humanismo”

Todos los textos que la autora menciona -tanto el libro de Sartre como los cuentos de Cortázar-, puedes encontrarlos y descargarlos desde el sitio de Hansi.

Una lectura existencialista de la narrativa del primer Cortázar

Por María Elvira Luna Escudero-Alie

La filosofía de Jean Paul Sartre.

Sartre fue el representante más destacado del existencialismo francés. La filosofía de Sartre es una reacción contra la tradición racionalista francesa impuesta por René Descartes y acusa la influencia de la fenomenología de Husserl y de la filosofía existencialista de Martin Heidegger.

En L’Existentialisme est un humanisme (1946), Jean Paul Sartre con su peculiar estilo analítico y dialéctico, defiende el existencialismo contra tres críticas importantes:

  1. El existencialismo según los comunistas de la época, invitaba a la gente a la inercia, porque al no haber soluciones posibles, la acción carece de sentido.
  2. El existencialismo destacaba la sordidez humana; se le acusaba al existencialismo: ‘[..] d’avoir oublié le sourire de l’enfant” (p.10).
  3. Los cristianos acusaban al existencialismo de negar la seriedad de los esfuerzos humanos, porque al suprimir los mandamientos de Dios y los valores todo queda permitido.

Expondré a continuación las ideas más importantes plasmadas por Sartre en su ensayo: L’Existentialisme est un humanisme. La existencia es anterior a la esencia, es el primer postulado existencialista. “…l’existence précède l’essence, ou, si vous voulez, qu’il faut partir de la subjectivité.” (p.17) El hombre define su esencia a partir de su existencia; es decir, el hombre es el único responsable de su propia vida. Esta responsabilidad del hombre no es individual sino extensiva al género humano en su totalidad. “…l’homme n’est rien d’autre que ce qu’il se fait”. (p.22) El hombre elige su destino y al elegirlo incluye al resto de la humanidad. (más…)

Este artículo de la Dra. Mirian Pino, apareció en la revista “Literatura y Lingüística”, Nº 17, Universidad Católica Silva Henríquez, Santiago, 2006, pp. 117-128. En él analiza una de las primeras novelas del escritor chileno Roberto Bolaño, desde la óptica de considerar a ésta dentro del género denominado novela negra, destacando que en su desarrollo es posible encontrar numerosas referencias a dicho género, ya sea por alusión directa o por contraste, mediante el ataque a algunas de las leyes del género, que en el fondo no hacen sino reafirmar una vigencia renovada de éste en la obra de Bolaño.

Si te interesa leer el libro de Roberto Bolaño “La Pista de Hielo” de Roberto Bolaño, puedes descargarlo gratis desde el sitio de Hansi.

La Pista de Hielo de Roberto Bolaño

Roberto Bolaño y las reelecturas de la novela negra: La pista de hielo

Por Dra. Mirian Pino
Universidad Nacional de Córdoba, Argentina

La pista de hielo, sub-versión del género

Para quienes leemos con entusiasmo la obra de Bolaño no nos es dificultoso inferir que La pista de hielo[1] (en adelante Lph) anticipa y recrea situaciones y personajes que serán diseñados de modo definitivo en sus novelas posteriores. La novela data de 1993, publicada en una edición del Ayuntamiento de Alcalá de Henares (y por vez primera en Chile en 1998), es decir, años antes que la summa policial Los detectives salvajes, Nocturno de Chile, Una novelita lumpen, Monsieur Pain, 2666, entre otras.

La totalidad de la narrativa de Bolaño contiene elementos de la novela negra. Ésta es un haz composicional que, con grados de intensidad diferente, emerge en sus textos. Siempre y cuando el pacto de lectura se dirija a fortalecer la complicidad entre autor y lector con el fin de captar la sutil ironía que campea en todos ellos. En Lph abundan una serie de señuelos que aluden a la novela negra ya sea porque los personajes gustan de las alusiones literarias (Remo Morán) o porque el tratamiento de la atmósfera ubica a la historia en una zona fronteriza a la novela gótica y, fundamentalmente, porque la presencia del cadáver, como se podrá observar más adelante, es un elemento clave que se repite en la genealogía “negra” con diferentes modulaciones. En nuestro texto, su presencia motiva el suspenso, nos mantiene en vilo hasta el final como ocurre en otras producciones del autor. En este sentido, la crítica especializada[2] ha sostenido la fuerte presencia de Belano/Bolaño, dupla que recrea cierto sesgo autobiográfico, más aún, cierta intervención deseante, voluntaria del autor en la historia narrada. (más…)

Fragmento de una entrevista realizada a Cortázar en España, en donde se refiere a su novela “El Libro de Manuel”

El libro de Manuel (1973) es la gran novela política de Julio Cortázar. Una síntesis polémica de sus búsquedas estéticas y su interés por los movimientos revolucionarios de aquellos años. Puede leerse como un desplazamiento natural de los personajes y los temas de Rayuela hacia las urgencias y los fervores de un mundo convulsionado. Pero conserva de aquella novela fundamental toda la fantasía, el desenfado y la frescura que han hecho de Cortázar un escritor único e irrepetible dentro del panorama literario del siglo veinte.

El Libro de Manuel de Julio Cortázar

Página siguiente »